lunes, 6 de enero de 2014

Unidos somos fuertes, ¡Organizados invencibles!




Con la situación actual de la crisis estructural del capitalismo, la juventud obrera y el estudiando están sufriendo de manera drástica las consecuencias del intento de recuperación de los capitalistas como clase dominante de este sistema inhumano.

En el caso del estudiantado, muchos jóvenes no podrán acceder a realizar estudios universitarios debido a sus grandes costes. Mediante el nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), los estudios están dirigidos a satisfacer las necesidad de los monopolios, generando mano de obra barata y cualificada. En enseñanzas medias el estudiantado de extracción obrera y popular es hacinado en centros de estudio en condiciones nefastas mientras los centros privados y concertados son financiados con dinero público. Los altos costes de la educación superior empuja a los hijos e hijas de la clase obrera a optar por la formación en FP, orientada a formar mano de obra que ocupará puestos de alta precariedad laboral.

En lo que respecta a la juventud obrera, los pocos jóvenes que trabajar (casi  el 57,4% de los jóvenes en edad de trabajar está desempleado) lo hace en condiciones precarias, como universitarios trabajando como becarios, o aquellos con un salario cada vez más bajo. Todo ello tiene como resultado la tendencia a la progresiva desregularización de las condiciones laborales, empujando así a la clase obrera un futuro de esclavitud asalariada y miseria.

Los jóvenes comunistas luchamos cada día contra la privatización de la enseñanza pública, contra la precariedad laboral y el paro juvenil en cada barrio, centro de estudios y de trabajo.

Por ello, desde los Colectivos de Jóvenes Comunistas de Burgos, llamamos a la juventud a organizarse en torno a nuestro proyecto revolucionario por el fin de la explotación capitalista y la construcción del socialismo comunismo, pues solo así lograremos romper las cadenas que nos someten.

UNIDOS SOMOS FUERTES
¡ORGANIZADOS INVENCIBLES!